30 jul. 2016

Reseña | Modern Family

Inteligente, desenfadada y real. Cada capítulo es un principio y final de los capítulos que nos toca vivir a cada uno de nosotros en la vida familiar y social. Celebraciones, temores, reproches, reconciliaciones... pero sobretodo la unidad familiar hasta en la más pintoresca y desde luego nada tradicional familia que es la que se nos presenta.

Modern Family no necesita argumento porque su esencia es la identificación con cada pequeño detalle que compone nuestras vidas. A pesar de la débil trama que conduce la serie en la vida de los personajes, ahí está, enlazando temporada con temporada nueva y ya van siete.


Muestra con total naturalidad los pequeños y grandes problemas con los que se enfrenta toda familia, discusiones, distintos órdenes de prioridades que chocan, compromisos, vacaciones en familia, sencillos buenos momentos... cómo aprendemos los unos de los otros y como progresamos cerca de las personas indicadas.

No presenta ningún reto al espectador que se sienta a disfrutar, sino a los creadores. Hasta los engranajes más minúsculos han sido varias veces comprobados antes de lanzar el producto porque no puede ser fortuito que estén tan bien cuidados hasta que parezcan naturales: las frustraciones de los hijos, de los padres, como llevan unas cosas a otras para cerrar la mayoría de capítulos con un mensaje positivo que te alegre la tarde.

Habrá quien no la haya seguido capítulo a capítulo y por ser tan poco importante la trama crea que es lo mismo y por ello no la vea interesante la serie. Pero tiene importancia una continuidad en ella no por la historia sino por los detalles, las bromas, los objetos colocados en cierto plano, la reacción de tal personaje en tal situación. Lo es todo el contexto para esta serie y es lo que te hace sentir cómplice y aún pasar un mejor rato que el que encuentra un capítulo de la cuarta temporada y luego le vomitan otro de la primera.

Hay algunos capítulos que son muy entretenidos, otros que sin perder la clave de humor son más tiernos y otros sencillamente es delirante cómo se entremezclan las locuras de unos y otros. Más de uno hace reflexionar sobre la propia vida familiar y nos trae mediante las bromas y las meteduras de pata de unos y otros las propias. ¿Sería esto posible en mi casa?

Es sencillamente perfecta esta serie.

Pero si a alguien le queda alguna duda, no hay más que buscar opiniones en distintos portales web para hallar una cantidad tan desorbitada de buenas críticas.

Not since Frasier has a sitcom offered such an ideal blend of heart and smarts, or proven itself so effortlessly adept at so many comic variations  (...) ~Robert Bianco, USA TodayRobert Bianco: USA Today
Y... para no olvidar viejas costumbres, la puntuación más simplona:  

2 comentarios:

  1. ¡Cuánto tiempo! Ya se te echaba de menos por aquí...
    Genial la reseña, no es nada nuevo, y muy buena recomendación para quien no conozca la serie. Aunque lo mejor sin duda es la puntuación. Lo siento, sé que currarse una reseña para que lo que más valore alguien sea un gif de una cara con corazones debe ser frustrante, ¡pero es lo que hay! Hahahahaha.
    Espero que el blog vuelva a recobrar vida ^^

    ResponderEliminar
  2. Muy buena reseña personita anónima (No hace falta que apruebes el comentario, sólo quería decirlo y que lo vieras xDDDD)

    ResponderEliminar